¿Qué es?

CABOLQUI es una organización sin fines de lucro que busca desarrollar el conjunto de los actores de la cadena quinua y de otros productos orgánicos, promoviendo la producción orgánica, la responsabilidad social y ecológica y el desarrollo de los pequeños productores campesinos.

Historia

CABOLQUI fue creada en el 2005 por un grupo de empresas procesadoras, transformadoras y exportadoras de quinua altamente comprometidas con el desarrollo del país y particularmente con el rubro orgánico y quinuero. Su objetivo es que a través de CABOLQUI se generen soluciones concretas a los desafíos de la cadena y del complejo productivo de la quínoa.

¿Cómo?

Para dar viabilidad a este proyecto, las empresas han asumido un compromiso con CABOLQUI, aportando un porcentaje mensual del valor de sus exportaciones. Asegurando de este modo un funcionamiento sostenible de la Cámara y un capital de base para generar nuevos proyectos.

Propuesta

CABOLQUI ha desarrollado una propuesta temática organizada en torno a los siguientes ejes de acción:

Coadyuvar y fomentar la producción orgánica de quinua, de manera ecológica y socio-económicamente sostenible, garantizando un medio de vida digno a los productores campesinos del Altiplano Sur, acorde a sus valores tradicionales de respeto de la naturaleza.

Promocionar el desarrollo de productos orgánicos acabados, que valoricen la materia prima nacional, fomenten el desarrollo de la tecnología, generen empleo y permitan incrementar la exportación de productos con valor agregado.

Desarrollo de mercados principalmente a través del posicionamiento de la Quinua Real y el fomento del consumo interno.

¿Quiénes son CABOLQUI?

CABOLQUI está conformada por 11 empresas líderes en el rubro de la quinua y otros productos orgánicos. Estás empresas están concentradas tanto en la exportación como en el desarrollo de productos con valor agregado a base de quinua para el consumo nacional e internacional. Hoy en día, representan el 70% de la exportación boliviana de quinua en grano.

Todas estas empresas se distinguen por altos niveles de calidad y profesionalismo, así como su importante filosofía eco-social. Desde un inicio han trabajado de la mano con sus productores proveedores, generando grupos de asociados que reciben un precio diferenciado y con los cuales se han establecido relaciones de confianza y alianzas estratégicas a largo plazo. Gracias a este enfoque de trabajo y a los programas de proveedores que las diferentes empresas han desarrollado, se busca generar impacto en tres niveles:

  • Económico, mejorando la producción, generando empleo y desarrollo local en el campo y en las ciudades,
  • Social, mejorando la calidad de vida de los proveedores y los empleados de las empresas,
  • Ecológico, promocionado los valores de respeto del medio ambiente, más allá de los requisitos de agricultura orgánica.